Las restricciones sanitarias por COVID-19 cada vez son más flexibles, razón por la que el regreso a las oficinas es una realidad que cada vez más trabajadores deben enfrentar

Esto no quiere decir que se deba bajar la guardia, por el contrario, hay que tomar nuevas rutinas para sobrellevar las nuevas situaciones.

La crisis también ha dejado algunas enseñanzas para el entorno corporativo: el teletrabajo, las videollamadas, nuevas herramientas de trabajo remoto, el trabajo por objetivos. Entre las novedades ha llegado el modelo de alternancia, y es allí donde las oficinas deben tomar acción y tener varios factores en cuenta.

Las dudas más recurrentes suelen ser: ¿Cómo será el primer día en la oficina después del COVID-19? ¿Cómo puedo protegerme durante mi jornada laboral? ¿Podremos retomar todas las actividades con normalidad?

Protocolos de bioseguridad

Estamos seguros de que debemos aprender a vivir con la presencia activa de COVID-19. En cada empresa existen protocolos de diferente índole y será necesario que sean evaluados y medidos para evitar brotes de Coronavirus, algunos infaltables son:

  • Uso de tapabocas
  • Lavado de manos constante
  • No consumir alimentos en espacios cerrados
  • Desinfección del espacio de trabajo varias veces al día
  • Evitar asistir en caso de presentar síntomas

Foco en la salud de los colaboradores

Velar por el cuidado de la salud de los trabajadores se vuelve más prioritario. Esto desencadenará iniciativas en el área de Talento Humano para fomentar hábitos de vida saludable, programas deportivos y jornadas de desconexión laboral; pero sobre todo podríamos ver un incremento de medidas de control sanitario.

También se volverá rigoroso el control y seguimiento de síntomas en todos los colaboradores, para tener un manejo global de las acciones a mediano plazo.

 

También te puede interesar: https://www.fenixcol.com.co/medidas-a-tomar-en-cuenta-para-tu-proteccion-y-la-de-los-demas-frente-al-covid-19

Higiene y limpieza

La crisis sanitaria ha puesto en evidencia la necesidad de ser más rigurosos con los trabajos de limpieza. Las oficinas deben contar con planes de contingencia que incluya un manual de limpieza detallado, que incluya los elementos y productos idóneos para hacerlo. Se debe tener en cuenta:

  • Limpieza de superficies
  • Limpieza de aire y ventilación constante
  • Uso correcto de material de seguridad

 

Más sensores y menos tacto

El distanciamiento es una de las medidas más seguras para evitar la propagación del virus. Y esto aplica con las personas, así como con los objetos. Es decir, se incrementará el uso de sensores para abrir puertas, encender luces, activar el lavamanos, descargar el sanitario, secadores de manos y dispensadores de gel.

En conclusión, tras meses de trabajo para contener el virus y adaptarnos a nuevas rutinas de vida, debemos estar preparados para asumir nuestras responsabilidades en el entorno laboral. Tanto hacer uso de las herramientas asignadas, así como exigirles a las compañías la distribución y aseguramiento de espacios de trabajo.

Sigue leyendoMedidas de bioseguridad para tu empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario